Hola mis chicas, espero que hayáis disfrutado de la semana en condiciones y que sigáis con energía suficiente como ¡para disfrutar al máximo de este fin de semana largo que nos espera, eso sí sin olvidaros de que el lunes estamos abiertas para daros ese chute de energía y felicidad que agradece tanto vuestro cuerpo!

Bueno, hoy os vengo a hablar sobre la vida de una guerrera de los pies a la cabeza, Laia Palau.

Esta pedazo de mujer nació el 10 de septiembre de 1979, acaba de cumplir 42 años, y por desgracia… es algo sorprendente que en el mundo del deporte una persona con 42 años, no solo siga ejerciendo, sino que siga arrasando en su área.

A día de hoy no existe una jugadora más veterana en la historia del baloncesto olímpico.

“Cuando lo deje, me espera un bache guay, es mi mundo”

Laia Palau siempre ha dejado claro que el día que deje de jugar no quiere decir que dejará el baloncesto, que de alguna manera seguirá ligada a este deporte que tantas alegrías, amistades y conocimiento le ha dado.

Y es que chicas, desprenderse de algo que nos aporta felicidad es casi imposible y muy difícil.

Desde que he empezado a leer sobre la vida de esta deportista de élite me ha sido inevitable no recordar la entrada que hice hace unos días de “Nunca es tarde para ponerse a hacer ejercicio

Es verdad que a veces no podemos disfrutar de las cosas durante todo el tiempo que nos gustaría, pero lo que sí podemos hacer es ser inteligentes y pensar en una nueva forma de seguir en contacto con esas experiencias que nos sacan una sonrisa.

¿A qué voy con todo esto? Pues bien mis chicas, lo que os quiero decir es que siempre que nosotras mismas sepamos que queremos algo y le pongamos ilusión, trabajo y esfuerzo lo más probable es que lo consigamos, pero que a la vez tenemos que ser realistas y que los objetivos que nos fijamos sean alcanzables, para no llegar a la frustración.

Está genial querer disfrutar de todo al máximo, pero siempre tenemos que ser conscientes de hasta dónde puede llegar nuestro cuerpo y nuestra mente. Tenemos que saber valorar todo lo que somos capaces de hacer y de aprender… que a veces parece que se nos olvida que el ser humano, aunque sea un animal de costumbres… puede seguir aprendiendo y mejorando en todos los aspectos de su vida.

Así que ya sabéis mis chicas, con los pies en la tierra y la mente volando, ¡disfrutad de este fin de semana y sacad 20 minutos aunque sea para mover esos cuerpazos!

 

*Para conocer más sobre la vida de Laia Palau pincha aquí y verás una de sus entrevistas.

ENTÉRATE DE TODAS LAS NOTICIAS DE VERBENA FÉMINA

¡ÚNETE A LA FIESTA!

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar