¡Buenas tardes mis chicas! 

Espero que hayáis disfrutado de la semana, las que no habéis tenido tiempo de hacerlo, tranquilas… que ¡ya es viernes! 

Simone Biles… llevo toda la semana leyendo sobre esta mujer para ver con qué aspectos de su vida me quedaba para contaros, y tengo que reconocer que ha sido bastante difícil seleccionar algunos, porque de verdad que esta chica tiene bastante que admirar. 

Para empezar, el hecho de haberse criado en el seno de una familia desestructurada y pasar por un orfanato con solo 3 años… no debe de ser nada fácil, pero toda la suerte le vino de golpe cuando años después su abuelo, junto con su mujer, consiguieron hacerse cargo de ella y de sus tres hermanos para darles todo el cariño que se merecían. 

Con tan solo 6 años, mientras estaba viendo cómo entrenaban un grupo de gimnastas, Biles comenzó a imitar sus movimientos, y la entrenadora se acercó donde su abuelo a decirle que tenía que apuntar a la niña a un Club de Gimnasia, ya se podía apreciar su potencial. Su abuelo no lo dudó, e hizo todo lo posible para que Simone pudiera disfrutar de lo que hoy se ha convertido en su pasión. 

Si por algo es caracterizada Simone Biles, es por su potencia y alto nivel de dificultad en sus ejercicios, con 19 títulos de campeona mundial y 25 medallas ganadas en campeonatos mundiales, se ha consolidado como la mejor gimnasta de la historia. 

Actualmente forma parte del equipo nacional de los EEUU, que se hizo con el mundial de Nanning 2014, Glasgow 2015, Doha 2018 y Stuttgart 2019, además de obtener el oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. 

Hace muy poco, esta deportista nata, volvió a hacer historia, Biles realizó en una competición en Indiana, los días 21 y 22 de mayo un “Yurchenko con doble mortal carpado” un salto de lo más complejo, que nunca antes se había ejecutado por una mujer en competición. 

Y como siempre, ya sabéis que me encanta sacar una especie de “moraleja” de cada mini historia que os cuento, pues bien, esta vez la he tenido clara desde el principio, y es que la que no arriesga no gana. Chicas, ¿cuántas veces os habéis quedado con las ganas de hacer algo que el miedo/vergüenza os lo ha impedido?  

Pues yo soy de esas de las que prefiere arrepentirse de algo que ha hecho, que de algo que no se ha atrevido a hacer, y hoy, lo que quiero es que os sirva esto que estáis leyendo, para que hagáis lo primero que se os ha venido a la mente al leer lo anterior, sí, eso que queréis hacer, pero necesitáis un empujón. Hoy quiero que esta historia, os sirva como empujón para que os arriesguéis, para que vayáis a por lo que queréis conseguir. 

Espero que tengáis un fin de semana estupendo, con un toque de adrenalina recorriendo vuestro cuerpo, debido al riesgo que habéis asumido.

¡Hasta el próximo viernes! 

*Si quieres conocer más sobre Simone Biles  pincha AQUÍ.

*Clases relacionadas con la flexibilidad: Pilates, yoga, stretching…

ENTÉRATE DE TODAS LAS NOTICIAS DE VERBENA FÉMINA

¡ÚNETE A LA FIESTA!

Abrir chat
1
¡Hola!
¿En que pudo ayudarte?

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar