Hola mis chicas, espero que hayáis disfrutado de la semana. 

 

¡Ya es viernes! No sé para vosotras, pero por lo menos para mí, esta semana ha sido bastante intensa. Aunque no me voy a quejar, porque para intensa ya está la vida de Tiffany Abreu. 

 

Como ya sabéis, este lunes ha sido el día Internacional del Orgullo LGBT y otras variantes, pues bien, es un día en el que se celebra mundialmente en conmemoración de los disturbios de Stonewall de 1969, para reafirmar el sentimiento de orgullo sobre las identidades y orientaciones sexuales y de género tradicionalmente marginadas y reprimidas para visibilizar así su presencia en la sociedad y sus reclamos. 

 

Pues bien, Tiffany Abreu, lleva haciendo eso todos los días desde sus 12 años, sí, con 12 años comenzó a someterse a un tratamiento de hormonas, a pesar de ser consciente de que existían muchos prejuicios. A lo largo de su vida no ha dejado de demostrar que es una mujer empoderada, que lucha no solo por lo suyo, sino porque los demás tengan que luchar menos mañana.  

 

Tiffany Abreu se convirtió en la primera jugadora trans de voleibol que llegó a la Super Liga, debutó en 2017 en la liga femenina de Voley Bauru, un hecho histórico en el país. “Cuando me propusieron volver, mucha gente me decía que no lo hiciera porque es un país que discrimina, que mata, pero gracias a Dios estamos cambiando para mejor”. 

 

Y ahora… en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2021 podría volver a hacer historia siendo la primera mujer transexual declarada abiertamente que participa en los JJOO. 

 

En fin, mis chicas, considero que este es un claro ejemplo de quererse mucho a una misma, de saber bien lo que vales, de tener claro quién eres y donde quieres llegar, pues estoy segura que si en su caso, no hubiese sido así, hoy no os estaría contado esta historia. 

 

El camino puede ser duro, tener más baches de los que esperamos, incluso hasta hacernos dudar de si realmente merece la pena pasar por algunas cosas para cumplir nuestros sueños, pero sabéis qué, que es más duro perderte la oportunidad de ser feliz por no luchar. 

 

La recompensa no llega siempre en el momento que la necesitamos, hay veces que llega antes y la valoramos menos, y otras veces que llega más tarde y la valoramos más, pero lo que sí está claro, es que llega. 

 

Así que mis chicas… luchad por lo que realmente queréis, que la vida es demasiado fugaz como para no aprovecharla y vivirla siendo/construyendo lo que queremos ser. 

 

*Al igual que en el Voley hay que hacer un buen trabajo en el entrenamiento del tren superior, en las clases en las que lo puedes ejercitar son: Tono, Combo y HIIT. 

ENTÉRATE DE TODAS LAS NOTICIAS DE VERBENA FÉMINA

¡ÚNETE A LA FIESTA!

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar