¡Hola mis chicas! 

¿Cuántas veces hemos hablado ya de los beneficios psicológicos que tiene el hecho de practicar ejercicio físico? Pues bien, hoy os vengo a contar un dato muy curioso, ¿sabéis que la soledad y el rechazo social activan las mismas zonas cerebrales que el dolor físico? 

¿Alguna vez os habíais parado a pensar que utilizamos palabras muy parecidas tanto para describir los dolores emocionales como para los dolores físicos? “te rompen el corazón”. 

Todo esto no es ninguna casualidad, y es que chicas, los daños en nuestras relaciones generan una respuesta muy similar, por parte del cerebro, que la que generan los daños físicos. A ver… al fin y al cabo no dejan de ser dolores, pero no sé, me parece muy curioso. 

Lo más seguro es que si os dijese que pensarais en uno de los momentos más dolorosos de vuestra vida, me apuesto 10 burpees a que lo primero que se os viene a la mente no es algo físico, sino más bien una pérdida de un ser querido o un desamor… y es que todo esto se debe, resumiendo, a que es mucho más fácil curar un esguince que un corazón roto. 

El ejercicio físico es denominado como la verdadera “polipíldora”, y es que chicas, para prevenir las enfermedades cardiovasculares, el hecho de tener como rutina mover nuestros cuerpos un mínimo todos los días es clave. De hecho, en algunos casos, si comparamos un fármaco, con el ejercicio físico bien prescrito, el primero es una intervención sin efectos secundarios adversos.  

Pero es que no sólo se reduce a prevenir enfermedades cardiovasculares, sino que también tiene un efecto antidepresivo (os dejo aquí un enlace a una entrada antigua en el que ya os expliqué el por qué), también sirve como vía de escape para el estrés, para fomentar las relaciones sociales… y sobre todo, una de las cosas más importantes, como risoterapia. 

Chicas no quiero que os olvidéis nunca de que «reír es vida» y que las agujetas más llevaderas son las de los abdominales después de una sesión intensa de risas con amigas, da igual el lugar y el momento, siempre viene bien este disolvente universal de preocupaciones, así que, ya sabéis, ¡a reíros hasta olvidaros de vuestras cicatrices!

¡Feliz viernes, feliz fin de semana y feliz semana!

ENTÉRATE DE TODAS LAS NOTICIAS DE VERBENA FÉMINA

¡ÚNETE A LA FIESTA!

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar