¡Hola mis chicas! 

Espero que estéis genial, desde pequeñas estudiamos las fases del ciclo de la vida, fase prenatal o embarazo, infancia, niñez, adolescencia, juventud, adultez, vejez. También aprendemos las fases de la luna, en fin, estudiamos todo tipo de fases, salvo la que os vengo a contar hoy.

Para tener una buena calidad de vida, es necesario conocer bien nuestro cuerpo, porque cuando  conseguimos entender nuestro ritmo hormonal y biológico podemos realizar un entrenamiento adaptado y efectivo. Esto nos facilita mucho el alcanzar antes nuestros objetivos y nos permite disfrutar del proceso. 

La diferencia que existe entre «entreno porque me toca» a «entreno teniendo en cuenta mis ritmos biológicos» es inmensa. 

Existen 4 fases en nuestro ciclo biológico:

Fase FolicularEs tiempo desde el primer día de tu periodo hasta la ovulación, en esta fase los niveles de estrógeno aumentan cuando el ovario se prepara para liberar un óvulo. En esta fase tu energía empieza a subir y las nuevas experiencias se convierten en algo muy positivo.

Fase Ovulatoria: En esta fase se produce la liberación del óvulo en el ovario a mitad del ciclo. Los niveles de estrógeno alcanzan su punto más alto justo antes de que esto ocurra y al poco disminuyen. Irradias energía y te apetece disfrutar de la compañía.

Fase Lútea: Es el tiempo entre la ovulación y el inicio de la menstruación siguiente, el cuerpo se prepara para un posible embarazo. En esta fase se produce progesterona, los niveles aumentan y, después vuelven a disminuir. Durante la primera parte de esta fase, aún sigues con energía, pero al entrar en la segunda, esa energía desciende.

Fase Menstrual: Como ya sabéis, es el periodo o desprendimiento del recubrimiento interno del útero, en esta fase los niveles de estrógeno y progesterona son bajos, por lo que tu energía se encuentra en el pico más bajo.

Pues bien, entendiendo estas fases, es decir, aprendiendo a escuchar nuestro cuerpo, podemos organizarnos para realizar un entrenamiento más que eficiente. A continuación os dejo algunos consejos de qué clases podemos realizar según el ciclo en el que nos encontremos:

Fase folicular – CARDIOFIT

Fase ovulatoria – HIIT

Fase lútea – PILATES

Fase menstrual – STRETCHING

Así que ya sabéis mis chicas, después de esta pequeña lección, a darle caña a ese cuerpo de una manera eficiente, escuchándolo y adaptando el tipo de entrenamiento a él.

¡Feliz viernes, feliz fin de semana!

Si queréis leer más sobre este tema, aquí os dejo un enlace en el que explica de manera detallada cada una de las fases.

ENTÉRATE DE TODAS LAS NOTICIAS DE VERBENA FÉMINA

¡ÚNETE A LA FIESTA!

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar